MENU
Recuerdos

Eternos

Te unes a nosotros en redes?

Hola!

Me he propuesto que este año mis novios tengan la importancia que merecen. Para ello, voy a publicar cada cierto tiempo la crónica de una de las bodas que hayamos cubierto a lo largo del año en curso. Como apertura de esta nueva práctica, donde hablaremos de entresijos de la boda (nada personal, tranquilos chicos!) hasta lo que hemos podido disfrutar de los novios, y lo que más nos llamó la atención como fotógrafos, desde la distancia.

Aquí tenéis a los primeros novios que pongo en la palestra. No fue la primera boda de 2018, pero sí una de las primeras. Se trata de la boda de Alicia y David, boda en Valencia, el pasado 28 de Abril.

La verdad es que el día nos deparó muchas sorpresas, alegrías y momentos de risa, donde tuvimos mucho tiempo para disfrutar con Alicia y David, una pareja que puso todo de su parte para ofrecer a sus invitados una experiencia divertida y llena de momentos espectaculares. También los invitados nos dieron lo suyo, con videojuegos sobre los novios, cofres piratas y otras sorpresas, que los novios agradecieron, y por supuesto nosotros también como narradores de su historia.

Y es que, tal vez os preguntéis en qué me baso para poder afirmar todo esto. Pues bien, contestadme a una pregunta: ¿Se puede mezclar Benny Hill, Star Wars, Juego de Tronos y Metallica en un mismo evento? Pues ellos lo consiguieron!

Os voy a dejar solo unas pequeñas pinceladas de aquel día, pero francamente, quiero agradecer la confianza que los novios depositaron en nosotros, ya que disfrutamos mucho de su día, tanto viviéndolo de cerca como por el hecho de documentar vuestra boda, de contar vuestra historia.

Comenzamos el día en casa de David. Ver su tarjetón nos aportó más energía para afrontar el día que el café que nos habíamos tomado antes de entrar. Cuando dos novios te dicen que se casan con semejante tarjetón, sabes que van a pasar muchas cosas, y eso en nuestro trabajo es algo bastante motivador. Nos gustan las escenas naturales, donde los novios son novios, no modelos, y donde sobre todo se lo pasan bien, se divierten, disfrutan de su día y hacen que todo sea como ellos han pensado.

La madre de David enamoraba con su personalidad, tan amable y atenta como el hermano del mismo. Ambos nos pusieron las cosas muy fáciles en su casa, y cuando la familia está implicada se nota en el resultado.

En casa de Alicia nos pasó algo muy similar. Hermana y madre muy atentas, y un padre encantador. Derrochaban amor con sus miradas, y nos permitieron captar a la novia mediante composiciones diferentes.

La ceremonia en Valencia fue muy emotiva. Civil, en el palacete de Monforte, pudimos ser testigos de unas palabras que dedicaron sus hermanos a los novios, donde emocionaron a todos los asistentes, y donde tras las firmas de rigor acabamos con una lluvia de arroz y pétalos memorable.

Ya en el salón, pudimos disfrutar de un momento tras otro, donde vimos tanto a amigos como a vosotros mismos pasándolo en grande, y donde disfrutamos de una entrada de los novios al compás de la marcha imperial, pasando por una persecución a lo Benny Hill (música incluida), hasta el nombramiento de la mano del rey en el propio salón, recayendo sobre el hermano de David.

Además de eso, pudimos disfrutar en directo de la presentación de un videojuego sobre los novios, donde disfrutamos y nos reímos tanto como los invitados y los propios novios. Aunque eso solo fueron unos cuantos de los momentos que disfrutaron (y disfrutamos los asistentes y profesionales). Tras un corte de tarta al más puro estilo juego de tronos (pero no en momentos de amor o de cama, sino de duelo uno contra uno) pudimos presenciar un baile empezando con Metallica, y bailando ellos solos, que derivó en un baile conjunto con sus padres. Ese momento fue espectacular, memorable, inolvidable.

Tras esos momentos de baile, disfrute con la familia y fiesta, pudimos ver una barra libre excelentemente organizada por los salones Roquenublo. Nos deleitaron de una profesionalidad y unas luces que nos dieron mucho juego, y que sumado a unos novios que habían ido allí para divertirse nos dejaron momentos como estos:

No podemos dejar de enseñaros, por último, el photocall temático que les montamos a los novios. Ellos nos dieron el tema y nosotros hicimos, salvando las distancias, de su “industrial light and magic” personal para llevárselo a su boda, tal y como que ellos querían.

En definitiva, esto es un recuerdo de vuestro día. Es nuestro recuerdo, tal y como lo vivimos nosotros. Y esperamos que para vosotros fuera al menos tan especial como nosotros lo pudimos percibir desde fuera. Ahora tan solo nos queda desearos lo mejor como pareja, pues consideramos que habéis sido auténticos en vuestro día, y habéis tenido a mucha gente a vuestro alrededor que ha podido pasarlo genial con vosotros, al igual que vosotros con ellos.

En breve os marcháis a otro continente de viaje de novios: Asia. Espero que disfrutéis mucho de esa cultura, tan diferente de la nuestra, pero de la que tanto tenemos que aprender en algunos aspectos. De eso os hablaré otro día, cuando no esté disfrutando de rememorar una boda vivida. Mientras tanto, espero que hayáis disfrutado de esta crónica al leerla como yo al escribirla, y recordaros que si queréis ver más fotos de esta pareja, tenéis el enlace a su galería aquí.

Un saludo!

[happyforms id=”3361″ /]

Comments
Add Your Comment

CERRAR
Contactar desde la app